LA UNIÓ pide a Conselleria de Agricultura una línea específica de ayudas para aquellos productores de caqui que tienen en sus parcelas una caída anormal de flor y brotes

LA UNIO - 04 May, 2020

En algunas zonas productoras la incidencia llega hasta el 90%

LA UNIÓ de Llauradors ha solicitado a la Conselleria de Agricultura que establezca una línea específica de ayudas para cubrir las pérdidas en las explotaciones de caqui que se ven afectadas este año por una caída anormal de la flor y de los brotes y que preocupan enormemente a las personas productoras de varias zonas de la Comunitat Valenciana.

En las últimas semanas los agricultores han detectado en sus parcelas una caída inusual tanto de la flor como de los brotaciones, una incidencia que se observa en todas las zonas productoras, pero con mayor virulencia este año en algunas comarcas como el Camp de Túria en Valencia o el Alto Palancia en la de Castellón con porcentajes de hasta el 90%. También se observa en la zona productora más importante de la Comunitat como es la Ribera Alta, pero focalizada sobre todo en fincas de Alginet y Algemesí. En la comarca de la Hoya de Buñol se aprecia una caída pero no generalizada de la flor.

La Conselleria de Agricultura considera, con los datos e información de que dispone hasta el momento, que se trata de un problema fisiológico que se origina en aquellas parcelas que van con un retraso fenológico y en las que coincidió su momento de la floración con días de temperaturas bajas.

Cabe señalar que esta afección no está cubierta por el sistema de seguros agrarios en estos momentos y por ello LA UNIÓ ya ha instado a Agroseguro a realizar un estudio para contemplar esta cobertura, ya que se considera que existe un evidente impacto climático en esa caída de flor y brotes del caqui.

LA UNIÓ cree que esta pérdida de producción que afecta a la rentabilidad de las explotaciones de caqui, de la que ni hay cobertura de seguros ni existe ningún tratamiento para evitarla, genera una merma importante en los ingresos de las personas productoras afectadas que se debe compensar de alguna manera. Por ello pide a la Generalitat que arbitre una ayuda extraordinaria que palie los efectos en los agricultores.