LA UNIÓ informa que el pedrisco del miércoles afectó a unas 2.500 hectáreas con daños cercanos al millón de euros

LA UNIO - 07 Sep, 2018

La zona más perjudicada se sitúa en el Baix Maestrat

Las tormentas acompañadas de pedrisco siguen pasando factura al campo valenciano y las del miércoles afectaron a cerca de 2.500 hectáreas de cultivo de las comarcas de Castellón con daños estimados por parte de LA UNIÓ de Llauradors en una cantidad próxima al millón de euros.
La zona más perjudicada fue el Baix Maestrat (Rosell, La Jana, Canet lo Roig y Traiguera) con 1.800 has, seguida por la Plana Alta con 299 has, el Alt Maestrat con 164 has y Els Ports con 134 has. Los daños se concentran fundamentalmente en el Baix Maestrat y en el resto de comarcas son prácticamente insignificantes porque en el caso de Plana Alta y el Alt Maestrat cayó mezclado el granizo con mucha agua y minimizó los daños y en Els Ports no existen cultivos en producción en estos momentos.

Casi el 75% de la zona afectada (1.836 hectáreas) es cultivo de olivos y otro 20% de almendros (481 has). El porcentaje restante se trata de otros cultivos, entre ellos el algarrobo.
Estas nuevas precipitaciones se caracterizaron por ser muy intensas y en poco espacio de tiempo, por lo que sus beneficios son cuestionables y además “llueve sobre mojado”. Por ejemplo, en la localidad de La Jana es el tercer pedrisco que cae este verano.

LA UNIÓ solicitará las mismas medidas urgentes para los afectados que en los anteriores episodios climatológicos adversos de los últimos meses, concretamente los de la Ribera Alta, Ribera Baixa, la Costera, la Vall d’Albaida, Utiel-Requena, La Serranía y el Alto Palancia.

Entre ellas, el reparto gratuito de productos cicatrizantes, la concesión de ayudas directas a aquellas explotaciones con daños por pedrisco, ayudas de minimis de la Unión Europea hasta 15.000 euros por explotación, la reducción del módulo del IRPF, la condonación del IBI de las parcelas cultivadas y construcciones presentes en ellas, bonificación de las cuotas de la Seguridad Social durante un año, establecimiento de préstamos con interés subvencionado y también una serie de actuaciones y ayudas para las cooperativas comercializadoras afectadas.

Las previsiones son de fuertes lluvias en los próximos días e incluso se habla de una posible gota fría, por lo que los daños en campo pueden incrementarse.