La Agencia de Información y Control Alimentarios abre dos expedientes sancionadores a bodegas radicadas en la Comunitat Valenciana a instancias de las denuncias de LA UNIÓ

LA UNIO - 05 Feb, 2019

Se han abierto 19 expedientes sancionadores en toda España por 49 infracciones

LA UNIÓ de Llauradors y el resto de organizaciones que componen la Unión de Uniones han recibido notificación de la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), dependiente del Ministerio de Agricultura, por la cual informa que este organismo ha abierto 19 expedientes sancionadores, 2 de ellos a empresas con domicilio social en la Comunitat Valenciana, a raíz de las denuncias presentadas en agosto del año 2017.

En la denuncia presentada por LA UNIÓ en aquella fecha se informaba que las bodegas compraban la uva sin la firma del preceptivo contrato de compraventa, y en consecuencia, se entregaba sin la negociación del precio de la misma, con posibles incumplimientos de la Ley 12/2013, de 2 de agosto, de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria. Esta práctica parece ser la habitual en el sector, ya que las denuncias se han efectuado en la mayor parte de las comunidades productoras de vino de España. La mayor parte de las bodegas españolas, empiezan a recoger y transformar la uva y no establecen el precio hasta que una reconocida  bodega de Castilla La Mancha (Félix Solís) no establece el precio de este producto.

Tras realizar las comprobaciones oportunas como consecuencia de la denuncia, AICA ha abierto un total de 19 expedientes sancionadores, al existir indicios raonables de incumplimientos de la Ley de la Cadena Alimentaria que acumulan un total de 43 infracciones. Hay un total de 17 empresas, algunas de las cuales acumulan más de un expediente sancionador. 15 de los expedientes sancionadores se han abierto a la industria vitivinícola-bodegas, 3 a la distribución minorista y 1 a la distribución mayorista.

Casi la totalidad de los expedientes abiertos son por incumplimiento de los plazos de pago de la uva a los viticultores, recordamos que la ley establece un plazo máximo de un mes para el pago de este producto al ser perecedero.

En la Comunitat Valenciana se han comunicado 2 expedientes sancionadores por estas prácticas, aunque la AICA no facilita datos de las bodegas incumplidoras. Otras comunidades con expedientes de sanción son Madrid con 3, 2 en Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha, Cataluña, La Rioja y Galicia y 1 en Castilla y León y Extremadura.

LA UNIÓ de Llauradors reclama a las Administraciones que las inspecciones no se realicen solo a petición o denuncia de las asociaciones y que esta práctica de inspeccionar debería ser la norma común ya que como se puede apreciar por el ratio de empresas sancionadas, el incumplimiento de esta Ley se encuentra a la orden del día.