LA UNIÓ traslada las dificultades de los tractores para pasar la ITV por las continuas actualizaciones de la legislación comunitaria

LA UNIO - 28 Jun, 2019

Pide una exención para España como ya ocurre en otros países europeos

LA UNIÓ de Llauradors ha trasladado al Ministerio de Agricultura las dificultades que tienen los tractores para pasar satisfactoriamente las inspecciones técnicas de vehículos, ya que las continuas actualizaciones de la legislación comunitaria en materia de homologación de maquinaria agrícola introducen puntos de control de difícil cumplimiento por estos vehículos, sobre todo los de más antigüedad.

LA UNIÓ y el resto de organizaciones de la Unión de Uniones, en una reunión mantenida con responsables de la materia del Ministerio, ha pedido que, como en el caso de países como Francia, Irlanda, Luxemburgo, Italia, Grecia, Portugal, Bélgica o Alemania; España aplique la facultad que da a los estados la Directiva 45/2014 por la que se puede excluir los vehículos utilizados con fines agrícolas, hortícolas, forestales y ganaderos, matriculados en España, del ámbito de aplicación de la Directiva mencionada, relativa a las inspecciones técnicas periódicas de los vehículos de motor y de sus remolques, con el objetivo que no se obligue a la maquinaria más antigua a cumplir con los nuevos requisitos de homologación de vehículos.

También ha insistido en la necesidad de encontrar una solución a los problemas que implica para los tractores equipados con arco de seguridad o bastidor 4 pósters que no puedan llevar una cabina, ya que la actual normativa no permite llevar dos sistemas antivuelco de seguridad a la vez. Para la organización sería necesario que la cabina se considerara un elemento de confort.

Igualmente se opuso a la propuesta del Ministerio que la maquinaria agrícola arrastrada en las tareas de arado y preparación del terreno tenga que estar inscrita en el Registro Oficial de Maquinaria Agrícola, ya que esto supondría sobrecostes como la necesidad de matriculación para circular por vía pública, seguro, proyectos de homologación y revisiones en estaciones ITV, por lo que ha defendido que continúe la excepción vigente para esta maquinaria.

Finamente, LA UNIÓ ha insistido en encontrar una solución para los agricultores afectados por los presuntos engaños por parte de concesionarios y fabricantes de maquinaria agraria y forestal que vendieron, desde 1981, vehículos sin frenos de servicio del conjunto tractor-remolque y que ya era obligatorio.

La organización, quien ya denunciara esta situación en 2014, señala que al no cumplir con la homologación en los frenos de estas máquinas, no se cumple con  la normativa y no son aptos para circular cuando pasan la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), con los perjuicios que eso conlleva para la actividad agraria