Concesión del REGA en unidades de pasto

LA UNIO - 12 Feb, 2018

Durante el año 2017 y en las comarcas de Castellón, los ganaderos de vacuno en extensivo encontraban muchas dificultades e impedimentos a la hora de aprovechar los pastos que venían aprovechando históricamente por problemas a la hora de darlas de alta en el Registro de Explotaciones Ganaderas (conocido como REGA).

Desde la Dirección Territorial de Agricultura de Castellón exigían que los ganaderos tenían que hacer una zona cubierta de cinco metros cuadrados por animal en cada unidad de pasto que necesitaban aprovechar para cerrar su ciclo productivo.

Además de pedir un cerrado perimetral y una manga de manejo, exigencias estas dos últimas que sí eran razonables y necesarias a los ganaderos.
Ante estas exigencias sin fundamento legal, el sector vacuno de LA UNIÓ constató que:

  • Pedir la realización de estas obras en zonas de montaña, Parques Naturales y otros parajes no era viable ni recomendable desde el punto de vista medioambiental y más teniendo en cuenta que los pastos podían variar de año en otro según las condiciones climáticas .
  • Desde la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural se les estaba exigiendo una serie de condiciones de forma verbal sin base legal por escrito.
  • Iba en contra de otras líneas de políticas de la propia conselleria que tratan de potenciar la ganadería extensiva como era el curso de ganadería extensiva y escuela de pastores, proyectos de incorporación de ganadería en los Parques Naturales para control de biomasa como un elemento más de control y prevención de incendios (Prat de Cabanes-Torreblanca, el Desierto de las Palmas).

Por lo tanto, la sectorial inició una serie de acciones, tales como escritos argumentados con la administración y reuniones con los dirigentes de la Conselleria para trasladarles la repercusión de estas exigencias que provocaban, por una parte un agravio comparativo con productoras de otras zonas del estado y por otro un importante incremento de las inversiones que difícilmente se podrían amortizar.

Fruto de todas estas acciones, LA UNIÓ logró que la Dirección Territorial de Agricultura en Castellón rectificara y dejara de solicitar estos requisitos a los ganaderos.